Jun 17, 2021

¡Gazpacho! Tu cóctel de vitaminas y antioxidantes

El Gazpacho andaluz es uno de los platos más emblemáticos de la cocina española. Es un plato (o bebida) refrescante, ideal para aquellos días de calor sofocante, que en nuestras latitudes no son pocos.

Podemos afirmar que hay tantas recetas, como personas que lo preparan. Los ingredientes más característicos son tomate, pimiento, cebolla, pepino, ajo, aceite de oliva, vinagre y sal. Pero se pueden quitar y/o añadir multitud de ingredientes. Mucha gente le agrega pan, huevo e incluso vino. Otros no ponen cebolla, por ejemplo.

Nutricionalmente podemos calificar una receta clásica de gazpacho como excelente. Y esto es debido a que la mayor parte de su contenido son verduras. Y, además, son verduras crudas. ¿Qué queremos decir con esto?, pues que las verduras crudas, a diferencia de las cocinadas, conservan intactas sus vitaminas, minerales y antioxidantes. Además, nos aportan fibra dietética.

Si nos fijamos en el tomate, que es el ingrediente más abundante en la mayoría de recetas, contiene grandes cantidades de licopeno. Éste, es un compuesto bioactivo muy interesante ya que tiene poder antioxidante. Hay estudios que demuestran que el licopeno nos protege de ciertas enfermedades degenerativas.

¡Gazpacho! Tu cóctel de vitaminas y antioxidantes

En Origen 100×100 siempre pensamos en facilitar la vida a nuestros consumidores, por eso hemos preparado una serie de consejos para escoger un buen Gazpacho en tu tienda de referencia: 

  • Aceite: ¿Con qué aceite está hecho? Comprueba que es aceite de oliva o mejor aún aceite de oliva virgen o virgen extra.
  • Sal: que la cantidad de sal no sea excesiva. Para darte una idea, se considera que un alimento tiene mucha sal cuando la cantidad de sal por 100 gramos de producto es igual o superior a 1,25 gramos.
  • Tratamiento de conservación recibido: mejor si no ha sido pasteurizado o esterilizado, ya que si es así, sus ingredientes habrán perdido sabor y frescura y, además, se habrán malogrado en buena parte los componentes saludables propios de las verduras. Los esterilizados son muy fáciles de detectar, ya que son los que se venden fuera de los lineales refrigerados. Con los pasteurizados no resulta tan fácil porque se guardan en el frigorífico como los frescos; la manera de detectarlos, es que los que no han sido pasteurizados lo anuncian para diferenciarse. La recomendación es: busca el Gazpacho en las estanterías de refrigerados y si indica que no ha estado pasteurizado, mejor que mejor.
  • Aditivos: este punto ya es más personal. Hay quienes están más concienciados o no de ingerir químicos. Si eres de los que no quiere ingerir aditivos químicos, revisa si hay alguno en la lista de ingredientes. Allí es donde tendrían que estar especificados.
  • Sabor: si no conoces la marca, esto únicamente lo podrás constatar si lo compras y lo pruebas. Para saber si cumple con tus expectativas, la recomendación es que, la primera vez, únicamente compres una unidad pequeña y si el resultado es satisfactorio, ya estás preparado para comprar nuestro gazpacho!

Por nuestra parte, te presentamos nuestro Gazpacho Radicalmente Natural, que cumple con todos los requisitos del mejor Gazpacho.

¡Gazpacho! Tu cóctel de vitaminas y antioxidantes
Español

Pin It on Pinterest

0
    0
    Tus platos
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda