Feb 19, 2021 | Artículos

¿Cuántas raciones de verdura tenemos que comer cada día?

La respuesta a la pregunta es muy fácil y, además, hay un amplio consenso en la respuesta entre los expertos en Nutrición: dos raciones. Si, dos al día.

Algunos, no muy adeptos a las verduras, pueden pensar que es imposible; pero no tan solo es posible, sino que es del todo aconsejable. Es importante no confundir esta respuesta con el eslogan ”5 al día”, ya que este último se refiere a la suma de raciones diarias que se deberían consumir entre verduras y frutas.

La importancia de la ingesta de verduras viene dada por el hecho de que son ricas en minerales, oligoelementos, vitaminas y fibra alimentaria. Respecto a esta última, de vital importancia, conviene advertir que, en general, estamos por debajo del consumo recomendado por los expertos. Pero a este tema ya le dedicaremos un capítulo más adelante. Volviendo al tema de hoy, se aconseja alternar el consumo entre verduras cocidas y crudas. Una manera  fácil de hacerlo, es que una de las raciones diarias recomendadas sea cruda y la otra cocida.

Por ejemplo: si en el almuerzo comemos de primero patatas con acelgas, estaría bien que, como plato principal de la cena o de acompañamiento, tomáramos una ensalada de lechuga y pepino. De este modo cerraríamos el día con el objetivo cumplido.

Claro está que no hace falta obsesionarse mucho con esto de la alternancia. Lo importante es comer verdura. Queremos decir que no pasa nada si un día las 2 raciones de verduras son crudas o al revés. Al final lo que importa es aumentar la ingesta de este grupo de alimentos.

Un recurso que les podría funcionar a quienes les cuesta mucho comer verduras, ya sea por falta de hábito o, simplemente, porque  no les gustan, es añadir en CADA plato un poco de verdura.

Por ejemplo: a un plato de lentejas añadirle champiñones laminados y salteados; a una boloñesa taquitos pequeños de calabacín; al bocadillo de media tarde una hoja de lechuga; y así ir acostumbrándose.

Finalmente también están aquellas personas a las que sí que les gustan las verduras, pero están tan ocupadas que no tienen tiempo para cocinar.  A estas, les aconsejaríamos que abran su abanico de productos.

Actualmente hay muchas soluciones poco procesadas que ofrecen la posibilidad de comer verduras riquísimas sin pasar tiempo en la cocina. Éstos van des de ensaladas ya listas para comer, hasta verduras cocinadas al vacío que solo tendrán que calentar y comer. 

 

Español

Pin It on Pinterest

0
    0
    Tus platos
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda