Feb 18, 2021 | Artículos

Cómo alegrar tus platos de verdura fácilmente y a tu gusto

Cada día somos más los que disfrutamos con un simple plato de verduras hervidas, con un chorrito de buen aceite y una pizca de sal.

Y si, además, son las cocinadas al vacío de Origen100x100, con todo su sabor y practicidad (abrir, calentar y listo), pues doblemente fantástico para los días que no tenemos tiempo de cocinar. Pero, vamos al grano, sigue habiendo mucha gente que no come la cantidad de verduras necesarias para una dieta saludable, porque prefieren platos más gratificantes para su paladar. A este colectivo de personas, que incluye a nuestros niños, hemos de transmitirle un mensaje: ¡Que abran sus neveras y armarios de despensa y se atrevan! ¡Que inventen según sus gustos! Que no teman. Que prueben… y descubrirán un mundo en el que, comer verduras, es perfectamente compatible con la satisfacción de un paladar que anhela sabores consistentes.  Y ello con el premio añadido de mejorar su dieta y, por ende, su salud.

Para contribuir a este propósito, hoy no te vamos a dar recetas de platos. Simplemente, te vamos a animar a romper tabús a la hora de cocinar, ya que no todas las recetas están escritas y tú puedes ser el autor de las muchas que faltan por escribir. Para gustos, los colores.

Y puestos a ser atrevidos y creativos, qué mejor y más amplio campo de posibilidades que el que te permiten las soluciones fáciles, con los recursos que tienes más a mano, que son los ingredientes y productos que acostumbras a tener en tu despensa o tu nevera. Si los tienes será porque te gustan. Y si te gustan, adelante!…

Atrévete a combinarlos con cualquier tipo de verdura.

Para iniciar el camino y animarte a dar los primeros pasos, te ofrecemos una lista que podría ser casi infinita de cosas con las que puedes mezclar las verduras que más te apetezcan.

Vamos allá.

Ingredientes y/o procedimientos con los que puedes enriquecer unas verduras simplemente hervidas:

  •  Saltear con ajo.
  • Aliñar con pimentón rojo, dulce o picante, o mezcla de los dos.
  • Frutos secos triturados o molidos.
  • Vinagreta de limón y mil vinagretas más.
  • Aceite con un pelín de mostaza.
  • Yogurt solo o mezclado con limón, con miel, con semillas…
  • Curry.
  • Un simple chorrito de vinagre (Jerez, Módena, Manzana…),  con acelgas combinan muy bien.
  • Cualquier tipo de semillas y/o germinados.
  • Salsa alioli, mezclando una pizca con un poco de aceite.
  • Salsa romesco o de “calçots”.
  • Salsa de tomate.
  • Salsa pesto.
  • Mayonesa.
  • Mezcladas con pisto.
  • Salsa César.
  • Saltear con un poquito de  mantequilla.
  • Rodajas de aceitunas negras.
  • Maíz picado, pipas peladas…
  • Salsa de soja.
  • Quesos: parmesano en polvo; dados de queso feta…..
  • Salteadas con virutas de jamón, cecina….
  • Hierbas aromáticas….
  • Gratinadas con bechamel y queso fundido…
  • Con trocitos de anchoas.
  • Huevo duro a trocit0s o rodajas.
  • Trocitos de pollo salteado o a la plancha, con pimenta negra o curry.
  • Arroz blanco, integral, quínoa…

Y suma y sigue…

Sin más límite que tu imaginación y los ingredientes que tengas a mano, haz pruebas y seguro que, casi sin trabajo, descubrirás alguna combinación que te acompañara mucho tiempo en tu dieta y hará que consumas más verduras… y eso a tu salud le interesa.

¡Salud!

Español

Pin It on Pinterest

0
    0
    Tus platos
    Tu carrito está vacíoVolver a la tienda