Los Corazones de Alcachofa con aceite de oliva es el más pequeño del mercado. No tiene ningún tipo de conservantes en el cultivo ni tampoco en la manipulación posterior que realizamos. Gracias a ello se evita el retro gusto ácido que tienen la mayoría de corazones de alcachofa en conserva.

Es ideal para comer como aperitivo, como ingrediente para ensaladas e incluso para hacer tortilla.